Chistes de suegras

Chistes de suegras: La 15 mejores, los más buenos, los más divertidos

Una selección de chistes de suegras, se centran en situaciones reales donde las madres de las parejas tienden a ser un poco crueles y ponen a los yernos y nueras

Chistes de suegras: preparados, listos y arrancamos con los chistes de las mejores, las suegritas.

Un vecino le dice al otro:

– Oiga veci, ¿usted anda por ahí diciendo que me hizo el amor?

No vecino, ¿Cómo cree eso?

– ¡Ah bueno, entonces fue que nos vieron!

Un tipo le dice a otro:

Ayer iba yo caminando con mi suegra y aparecieron dos tipos grandotes y se le fueron encima y la golpeaban como animales.

– ¿Y tú que hiciste?

Pues me aparté, ¿qué más iba a hacer?

– ¿Y por qué no te metiste?

¡Ahhh no! ¡Sería un abuso pegarle a la vieja entre los tres!

Conversaban dos hombres en un bar cuando uno pregunta:

Disculpa la pregunta, ¿pero a ti te cae bien tu suegra?

– No, para nada.

Entonces ¿por qué llevas una fotografía de ella en el paquete de cigarrillos?

– ¡Ah! Es que quiero dejar de fumar.

Un hombre llega a su casa y su mujer le dice desesperada:

– ¡Mi amor, mi amor, a mi mamá la picó un alacrán!

¿Cómo pudo picarla un solo alacrán? ¡Si había 4 en la cajita!

Un señor está triste y le dice un amigo:

Oye, ¿Qué te pasa?

Y le contesta:

– Es que casi atropello a mi suegra.

Y el amigo le dice:

¿Qué pasó? ¿Te falló el freno?

– No, ¡El acelerador!

Chistes de suegras, probablemente lo estamos pasando muy bien, mientras tanto te dejo con unos cuantos chistes más.

Humor colombiano-chistes de suegras

Felipe, ¿por qué estás tan preocupado?

– Es que me dieron una mala noticia, ¿sabías que mi suegra está interna en la clínica?

¿Y está grave?

– No, le dan de alta esta tarde.

Un hombre ve un cortejo fúnebre y se da cuenta que el ataúd lo llevan de costado. El se acerca a un conocido que va detrás del ataúd y le pregunta que a quién llevan a enterrar.

– A mi suegra”, dice el amigo.

¿Y por qué de costado?

Susurrando en voz baja, el amigo le contesta:

– Cállate, si la ponemos boca arriba empezará a roncar y puede despertarse… la vamos a enterrar dormida.

El marido se está afeitando y la esposa grita:

¡Corre, corre Juan!

¡Corre, corre Juan!, insiste ella.

Por fin él le pregunta:

– ¿Qué pasa?

Ven, ¡Que mamá se cayó por la ventana!

– ¡Ay, no me hagas reír que me estoy afeitando y me corto!

Dos amigos se encuentran y uno de ellos llora desconsolado:

– ¿Por qué lloras?”, pregunta el otro.

Llevé a mi suegra al medico, tiene cáncer terminal y dice que sólo le quedan 30 días de vida… snif… snif…

– Tranquilo, tómalo con calma hombre… treinta días pasan pronto.

Un tipo está saliendo de su departamento con dos maletas pesadas y se cruza con otro amigo que está entrando. Éste le pregunta:

– ¿Adónde vas, te vas de tu casa?

Sí, me voy. Mi suegra me ha tratado muy mal, además, me insultó, me dijo que soy un vago, un borracho, un desgraciado, un ser inservible…

– ¡Mierda, una cosa así no puede ser! Mira, si a mí mi suegra me dice todo eso, yo la mato, la parto en cuatro pedazos y la tiro al río.

¿Y qué cosa crees que llevo en estas maletas?

Finalmente nos acercamos al final de los chistes de suegras, por lo tanto aprovecha estos últimos chistes.

Humor colombiano-chistes de suegras cortos

Se está muriendo la suegra. Toda la familia se encuentra reunida alrededor de su lecho. La viejita mirando hacia la ventana dice:

– ¡Qué lindo atardecer!

Y el yerno le dice a la suegra :

¡No se distraiga, concentradita suegrita! ¡concentradita hacia la luz!

Una pareja de esposos discutía, y el marido dice:

– Es que tu mamá tiene la culpa de todo.

La esposa responde: “Sí, ya sé que tú no quieres a mi mamá.

– Quién dice que no quiero a tu madre, si a tu madre la quiero igual que a la cerveza…

La esposa, conocedora de la pasión de su cónyuge por la cerveza, le dice con tono de interrogación: “¿Tú quieres a mi mamá igual que a la cerveza?

– Si, quiero a tu madre como a la cerveza, porque la quiero fría, con la boca abierta y echando espuma…

¡Auxilio, socorro, llamen a los bomberooos… se quema nuestra casaaaaa!

– ¡Shhh!… silencio mi amor, no hagas ruido que vas a despertar a tu madre.

Un borracho le grita a su mujer:

– ¡Mi amor, tu mamá se cayó del segundo piso!

¡Cómo! ¿Cuándo fue?”

– ¡Hace como dos horas!”

¡Y ahora me vienes a decir, borracho estúpido!

– ¡Es que no podía hablar de la risa!

Se encuentran dos amigos en un bar y uno le dice al otro:

– Vamos a hacer un negocio, ¿Cuánto me das si te vendo a mi suegra?

El otro responde:

Por tu suegra, no te doy ni un centavo.

Ok, trato hecho… vendida!.